Google Pixel / Pixel XL vs Xiaomi Mi 5S / Mi 5S Plus

Con el Pixel XL, Google pretende acostumbrarnos a una nueva filosofía de precios, lejos de la maravillosa relación calidad/precio que tenían los Nexus hasta el 2014. Eso trajo como consecuencia que los clientes viraran su vista a otras marcas dispuestas a arriesgar sus precios al máximo y ofrecer terminales con especificaciones realmente competitivas como por ejemplo Xiaomi, OnePlus, incluso Motorola y Huawei.


Aquí presentamos una batalla campal contra un par de dispositivos de Xiaomi con características realmente capaces de hacerle frente al primer smartphone desarrollado por Google. El Xiaomi Mi 5S y 5S Plus.

Diseño: Los puntos están claramente ganados


El Mi5S Plus posee líneas clásicas, definidas desde el 2010 cuando Xiaomi nació. En lo que los dispositivos de esta marca si han madurado, es en la calidad de construcción y los materiales que emplean para ofrecer sensaciones Premium al verlo, al tocarlo. El borde del Xiaomi es completamente metálico y la tapa trasera también, en este caso se aprecia un trabajo de cepillado que nos viene enamorando desde el LG G3 a todos. El frontal es habitual, los tres botones característicos de la marca están en el marco inferior mientras que el sensor de huellas dactilares está bajo el bello módulo de la doble cámara de la que hablaremos más adelante.


Por su parte el pequeño de la compañía china replica el mismo acabado trasero, sin esa película de protección que hace sentir que el Mi5S Plus sea de plástico. Este teléfono aprovecha lo compacto de su forma para brindar sensaciones más Premium con el metal más cerca de la mano. El lente de la cámara está en una esquina, con su flash demasiado en la esquina, pero a cambio tenemos el lector de huellas al frente del cual tenemos que hablar más adelante. En este dispositivo se aprecia más la curva de la tapa trasera, solo comentaba.


La paleta de colores de Xiaomi es de tendencia: blanco, negro, plata, oro y oro rosa.

El Píxel por su parte apuesta por un diseño minimalista de colores “precisos” un nivel de construcción y materiales bastante “Premium”, pero formas indiscutiblemente menos elaboradas que las del fabricante asiático. A diferencia del año pasado, Google apuesta nuevamente por la filosofía de sus inicios, un teléfono en el que el software es el protagonista. Sin embargo, detalles como el vidrio combinado con metal en la parte trasera hacen que el tacto del usuario lo perdonen luego de la transición entre el Nexus 6P y el Píxel.


Pantalla: Diferentes tamaños y experiencias


En esta comparativa los tamaños de pantalla no coinciden del todo, pero ambos diagonales ofrecen una experiencia similar. El Mi5S tiene una pantalla de 5.15 pulgadas, mientras que el Mi5S Plus la tiene de 5.7. Ambas contenidas en la resolución FullHD en un panel IPS LCD desarrollado por JDI que puede ofrecer los colores más brillantes y fieles hasta cierto punto, pero en exteriores puede perder considerablemente el contraste y la nitidez. Sin embargo, bajo techo son una experiencia exquisita en cualquiera de sus dos tamaños.

En varias comunidades lo han acusado de distorsionar los colores, sin embargo, Xiaomi sigue proporcionando a sus usuarios una configuración especial para sus dispositivos en la que somos capaces de modificar la calidez y muchos más aspectos de la pantalla. Algo que todo tipo de usuario agradece.


La experiencia de pantalla en ambas presentaciones (5 y 5.5 pulgadas) del Píxel se lleva todos los puntos. El panel AMOLED de la versión de 5 pulgadas es en HD, mientras que el phablet de 5.5 pulgadas asciende a la tendencia de un par de generaciones anteriores y se sitúa en una resolución QHD, capaz de reproducir video en 2K. El Google Píxel tiene el mejor balance de colores del mercado al mismo tiempo que ofrece una autonomía optimizada para estos paneles realmente destacable.

Rendimiento y almacenamiento: ¿Es suficiente la nueva tendencia?


Si, ambos vienen con el Snapdragon 821 un procesador ya de penúltima generación con cuatro núcleos. Sin embargo, el píxel opera con un reloj a 2.15 GHz mientras que el Mi5S Plus con 2,35 GHz. Una diferencia que se aprecia en los rendimientos de AnTuTu que te presentamos a continuación (cortesía de Kimovil):


El Google Píxel en sus dos tamaños viene acompañado de 4 GB de RAM LPDDR4, Mientras que el Xiaomi grande viene en presentaciones de 4 y 6 GB. El Mi5S es un poco más discreto, a pesar de tener exactamente el mismo procesador, viene con memorias RAM LPDDR4 de 3 y 4 GB. además, con un GPU de la misma serie Adreno, pero Xiaomi con unas pocas unidades más que el Google (635 MHz frente a 624 MHz). En realidad, no se nota mucho la diferencia de velocidades a la hora de jugar, etc porque tanto el procesador como las RAM son de última generación y configuradas ambas para las Roms que operan en los dispositivos.

El almacenamiento interno en el caso del Google Píxel para ambos tamaños, es de 32 y 128 GB de almacenamiento sin expansión MicroSD pero con la eterna promoción de los servicios de Google Drive y Google Fotos para guardar hasta los vídeos en 4K que es capaz de grabar de manera ilimitada. Es un buen futuro, un futuro próspero e incomprendido, especialmente en aquellos mercados donde el almacenamiento en línea no es lo suficientemente valorado… todavía.


La excusa de Xiaomi no es la nube, de hecho, a pesar de que tienen una pequeña nube de 5 GB para guardar datos desde los dispositivos y con la que pueden acceder a diversos servicios de seguridad como el que te permite encontrar el teléfono en caso de pérdida o robo. El almacenamiento de estos teléfonos es de 64 GB y el de 128 GB.

Batería y formas de carga


A pesar de que Google no apuesta por la alta autonomía, su nuevo smartphone viene con lo mejor de lo mejor. Ambas baterías tienen el sello de HTC y a pesar de que tienen un reporte por fallas que apareció en la comunidad, los píxel gozan de hasta un día entero de salud sin necesidad de usar la carga rápida que viene por defecto gracias a la tecnología de Qualcomm Quickcharge 3.0 que puede hacer que tu dispositivo tenga más del 70% en solo 40 minutos (según Google). Las capacidades son de 2700 mAh y 3440 mAh, la diferencia básicamente se debe al tamaño y la tecnologia de ambas pantallas. Sin embargo, en este momento encontramos terminales en el mercado, mas económicos, más accesibles, con tecnologia de carga rápida y, sobre todo, más económicos que el Google Pixel.


¿Que Google lo pudo haber hecho mejor en este apartado? Si, muchísimo mejor, pero seguramente sus razones tuvieron para no incluir en el Pixel una mejor autonomía.

Xiaomi por su parte se ha caracterizado por incluir las mejores autonomías del mercado en sus dispositivos, por supuesto que incluye la misma tecnologia de carga rápida de Qualcomm, pero con más capacidad en las baterías y un sistema de ahorro de batería que compite directamente con el de Samsung, llevando a sus teléfonos a más de dos días de uso fácilmente.


En concreto, el Mi 5S tiene una batería de 3200 mAh mientras que la del Mi 5S Plus es de 3800 mAh. Si, puede ser curioso el hecho de que no sobrepase los 4000 mAh.

Cámara: Pixel imbatible



Es muy probable que la cámara sea la gran propaganda del Pixel XL y que sus principales cualidades están en el tamaño de los píxeles con 1,55 micrómetros, en el maravilloso estabilizador óptico y en el sensor Sony Exmor RS 378, lo que la posicionó 89 puntos más arriba que el Iphone 7 y el Samsung Galaxy S7, en el test DXOMark Mobile. Mientras que, Xiaomi apuesta por el sistema de doble cámara, una para captar los colores y otra monocromática, en vez de los pixeles grandes. La cámara frontal del phablet de Google es mejor que la del Xiaomi, con 8MP de cara a 4 MP.


Aquí no hay mucho que discutir, porque Xiaomi no ha terminado de llegar a la calidad esperada en cuanto a fotografía. Por mucho que incorpora dobles lentes hasta en la gama media.

Sensor de huellas: un pequeño inciso...


Debemos mencionar que están presentes en todos los equipos. Xiaomi tiene una de las mejores tecnologías para detectar este mecanismo de seguridad. En algunos casos, no es el más rápido, pero si el más efectivo y en este caso, para el Mi 5S nos presentan un sensor "ultrasónico" que pretende revolucionar la pizca de tiempo que nos tardamos desbloqueando nuestro dispositivo.

Google decidió jugar un poco más con el sensor Pixel y añadirle gestos para bajar la barra de notificaciones, como un trackpad, es genial porque de hecho lo puedes instalar en cualquier teléfono (con Nougat).

¿Y los precios?


En el caso del Pixel, dependen de la región en la que estén. Si tienen la oportunidad de comprarlo en Best Buy, en la tienda oficial o en Verizon, ya saben que el precio arranca desde los $650 USD la version de 5 pulgadas y 32 GB de almacenamiento... y al infinito y más allá.


En el caso de Xiaomi, tenemos la otra cara de la moneda, teléfonos de especificaciones de alta gama, con prestaciones de última generación y precios realmente insólitos:


En resumen, tenemos una batalla divida hasta por el tipo de cliente, por una parte, tenemos al conservador que quiere la pureza de Android Nougat 7.1 en un dispositivo con una de las mejores cámaras del momento, un diseño plano y sofisticado, pero aburrido y monótono, que no le importa pagar una buena cantidad de dinero por tener el "antiPhone". Por el otro, tenemos un teléfono dispuesto a crecer contigo, a evolucionar en tu bolsillo con una filosofía de rendimiento y calidad por el precio diferente a la que tiene el mercado occidental. La decisión es tuya, pero, de todas formas, el poder estará en tus manos.

Comentarios