HTC U Ultra y Play: ¿La mejor competencia del Google Pixel?

Todos sabemos que HTC tuvo una importante participación en la producción de la primera generación del Google Píxel, pero a nivel diseño, composición de sus características y sistema operativo, fue la gran G la que se encargó. Un esfuerzo de millones de dólares y cientos de personas que definitivamente no vieron la buena fruta lamentablemente. Sin embargo, HTC nos presenta en el 2017 un par de dispositivos que nos hacen pensar en que no son más que lo que HTC hubiese hecho si les hubiesen dejado el proyecto entero a ellos. Conoce el HTC U Ultra y Play, los primeros teléfonos de una raza distinta con una inteligencia artificial para competir con Google Assistant.


Diseño:


Parecen una combinación de formas y estilos entre un OnePlus 3T y el Google Pixel. En la página oficial de estos nuevos teléfonos, nos hablan de las maravillas tecnológicas que emplearon para que la cubierta de cristal pudiera tener esos contrastes de color mientras que el sensor de huellas está en el frente y nos ofrece uno de los mejores rendimientos del mercado.


El HTC U Ultra es grande, con una pantalla de 5.7 pulgadas, acompañada de una pequeña pantalla con la misma filosofía que plantea LG con el V20 para hacer que esos accesos directos sean tan cómodos como sea posible. Eso nos hace pensar que la competencia es con todos, porque en material, vemos claras intenciones de superar la sensación en mano de los Samsung o de los Huawei, en el tema de la pantalla, atacar a LG sería el objetivo más inmediato en cámara y líneas generales, competir directamente con el Pixel.


La versión Play, lleva la pantalla al límite que nos hubiese gustado para el Pixel: 5.2 pulgadas FullHD SuperLCD con una densidad de 428 PPI. Su carcasa tiene el mismo tratamiento de la versión de la gama alta y en conclusión es bonito. Pero pareciera que al igual que al Pixel, le faltara un poco de identidad a la hora de definir sus líneas de construcción.

Especificaciones, características y precios


Los HTC U están diseñados para mercados muy marcados, por su parte el Ultra está diseñado para competir directamente con la gama alta, prometiendo una máxima carga de especificaciones de alto calibre, destinadas a cumplir con las necesidades de esa línea de precio tan demandante. Nos parece que llego tarde con el Snapdragon 821 que monta de serie (el mismo del Pixel), o tal vez muy temprano para el 835. De todas maneras, viene acompañado con 4 GB de RAM LPDDR4, suficiente para estar entre los primeros puestos del ranking de Antutu o en su defecto, entre los primeros a la hora de que alguien ande buscando un teléfono de calidad.

El Play, una versión más recortada y orientada a la gama media, incorpora el Helio P10 de Mediatek, archiconocido, por darle vida a toda esa generación de smartphones del 2016 que vimos en un rango de precios entre $200 y $250. El paso adelante de HTC también consiste en permitir que los usuarios expandan la memoria vía MicroUSB hasta 2 TB, un logro que a muchos agrada, pero Google sigue pretendiendo resolver con Google Photos.


Sobre el precio, al momento de esta publicación no se tiene nada claro, al Ultra alguna fuente lo sitúa sobre los $700 la versión de 64 GB de almacenamiento y sobre los $900 el de cristal de zafiro y 128 GB de almacenamiento interno. El Play baja a los $450, un poco costoso teniendo en cuenta que con ese procesador y esas especificaciones + diagonal de pantalla, se puede encontrar algo por el mismo precio, incluso el OnePlus 3T o el 3 a secas.

Sense Companion



Tenemos que hablar de la inteligencia artificial de HTC para sus nuevos smartphones. Lo que nos gusta de esto es que le hace frente a Google Assistant (aunque inicialmente se había dicho que era la misma plataforma del Pixel la que estaría integrada a los Ultra y Play, pero no). Sense promete un poco más de invasión a tu vida personal, porque la compañía pretende que sincronices tu vida con el dispositivo, al mismo tiempo que va aprendiendo de tus gestos y comportamientos con las diferentes aplicaciones que tiene el dispositivo.

La idea primigenia del dispositivo es que tengas un lugar de sugerencias siempre activo, listo para recibir órdenes tuyas gracias al sistema biométrico de voz que te identifica con sus 4 altavoces siempre encendidos que incorpora. Las notificaciones y avisos de la plataforma estarán condesadas, en el caso del Ultra, en la pantalla secundaria.

Este es el primer paso solido de otra empresa claramente inspirado en competir contra el Google Pixel, sabemos que Huawei, Samsung y LG trabajan en sus propias inteligencias artificiales para hacerle frente a la jugada de Google. De cierta forma, la estrategia de Google va tomando forma, forma de futuro para el mercado "inteligente" que tiene grandes matices revolucionarios antes de llegar al 2020.

A Google le gusta eso.

Comentarios